martes, 15 de abril de 2014

French toast para Pascua



Llevo todo el fin de semana haciendo french toast,  pero reconozco que soy feliz.

El jueves, el chico barbudo me pidió si le podía hacer una cajita de estas deliciosas tostadas para llevarlas al trabajo, y como no, accedí encantada.

Cuando llegó el viernes a casa, me dijo que hubo compañeros que se habían comido ¡¡¡hasta 4!!!, y es que no me extraña en absoluto porque son deliciosas.

Últimamente las preparo a menudo cuando tenemos alguna reunión familiar, porque es una alternativa genial como postre, ya que, se prepara rápido y están riquísimas. Por eso el Domingo, cuando vino la familia del chico barbudo, las volví a preparar y nos pusimos las botas...

También me encanta tomarlas en el desayuno, es una de mis comidas mañaneras preferidas, pero es verdad que procuramos no repetirlo muy de seguido, porque sino estaríamos gordísimos.

Me ha parecido ideal publicar esta receta en un día como el de hoy, ya que, estamos en Semana Santa y las french toast no son otra cosa que la versión americana de las torrijas, lo que ocurre es que en EEUU tienen por costumbre tomarlas durante todo el año, por la mañana, en el típico desayuno americano.

Ellos las suelen hacer con rebanadas de un pan llamado Callah, que es la versión judía del brioche y tiene forma trenzada, y las suelen acompañar de sirope de Arce, que es un sirope riquísimo que se obtiene de la resina natural de estos robustos árboles.



Mi versión de estas deliciosas tostadas americanas es con pan de leche, que al fin y al cabo es un brioche, y quedan muy jugosas y blanditas.

Esta vez, en vez de servirlas con sirope de Arce, las he pasado por azúcar después de hacerlas a la plancha con un poquito de mantequilla, y aquí es donde radica la mayor diferencia con las torrijas, ya que estas últimas se fríen en abundante aceite, pero en definitiva las dos son recetas muy antiguas de las que se llaman de aprovechamiento, ya que se hacían con ingredientes muy baratos y aportaban mucha energía.

Existen muchas versiones de este rico plato, y muchos países tienen la suya propia, por ejemplo en Francia se llaman "Pain perdù", "Torrejas" en Argentina y Uruguay,  "Tostadas francesas" en México y Perú o "Rabanadas" en Portugal.

Otro día me gustaría enseñarnos otras versiones de french toast y por supuesto la receta de torrijas de mi familia, que también es muy rica, pero hoy os traigo mi versión de french toast y espero que os guste mucho y os animéis a prepararla.

Vamos allá con la receta.

FRENCH TOAST

INGREDIENTES:

1 paquete de pan de leche
140 ml. de leche
2 cucharaditas de canela molida
2 huevos
Mantequilla para engrasar la sartén
Azúcar
Una pizca de sal

PREPARACIÓN:

En primer lugar cortamos los panes de leche por la mitad y los tostamos ligeramente en la tostadora.

A continuación ponemos la leche con los huevos y la canela en un bol y los mezclamos bien.

Por otro lado, ponemos otro bol con abundante azúcar y una pizca de sal y reservamos.

Vamos remojando unos minutos nuestros panes de leche en el bol con la mezcla de leche y huevo.

Después ponemos mantequilla en una sartén y vamos haciendo a la plancha las mitades de pan por ambos lados y las pasamos por la mezcla de azúcar y sal al sacarlas de la sartén.

Repetimos la operación hasta terminar con todos nuestro panecitos.

Os recomiendo que las consumáis calentitas, pues están de vicio, pero si no también podéis guardarlas en un recipiente de cristal a temperatura ambiente o en un plato tapadas con papel de aluminio y las podéis tomar al día siguiente.

Otra opción es meterlas unos segundos al microondas antes de tomarlas.

Yo las presenté en un plato con un nidito de nata montada y 3 huevos de chocolate, para hacer mi guiño a estos días de Pascua.



También podéis empaquetarlas en una bolsa de celofán con un lacito para tener un detalle muy dulce con quién queráis.

Espero que os haya gustado la receta y que lo paséis fenomenal si habéis tenido la suerte de disfrutar de unos días de vacaciones, nosotros vamos a estar un par días en la casa de campo de mi familia respirando airé puro.

¡¡Feliz semana!!



domingo, 13 de abril de 2014

Bombones de vainilla con sorpresa de avellana



Hoy os quiero enseñar una manera de hacer bombones realmente sencilla.

Estos que os muestro en la foto, son bombones preparados con Candy Melts, que es un tipo de chocolate con sabor a vainilla especial para derretir, que supongo que ya conoceréis porque es el mismo chocolate que normalmente se usa para preparar cake pops, pero podemos usarlo para muchas otras cosas como decorar galletas, coronar bizcochos o como en este caso, para hacer bombones.
Además, este chocolate viene preparado para fundir en el microondas, por lo que tenemos menos peligro de que se nos queme.

Yo preparé estos bombones con Candy Melts de color rojo, los hay de muchos colores, naranja, azul, rosa, verde, negro....pero el sabor suele ser el mismo, que es un sabor como a chocolate blanco con vainilla, para mi gusto riquísimo.

Para hacer los bombones un poco más especiales se me ocurrió meterles dentro una avellana, que es un fruto seco que me encanta y que además casa muy bien con el chocolate, pero podéis ponerles otros frutos que se ocurran como almendras, pistachos o nueces, que también le irán de maravilla.

En cuanto al molde, cualquiera de silicona para hacer bombones os servirá, yo utilicé uno que tengo de corazoncitos que me regaló mi amiga María y que por eso le tengo mucho cariño.
Hoy en día los encontráis en cualquier parte, podéis comprarlos de la marca Silikomart por internet o por ejemplo en las tiendas Tiger siempre suelen tener algunos muy monos.

Pues vamos allá con la receta que es bien sencilla:

BOMBONES DE VAINILLA CON SORPRESA DE AVELLANA

INGREDIENTES:

1 paquete de Candy Melts
1 paquete de avellanas



PREPARACIÓN:

Ponemos los Candy Melts en un recipiente apto para microondas, por ejemplo en una taza de desayuno (que es como yo lo hago), y los fundimos en el microondas según las instrucciones del paquete, que suelen ser no más de un par de minutos.

Con una cucharilla removemos bien para asegurarnos de que el chocolate ha quedado bien fundido.

Repartimos el chocolate en las cavidades del molde llenando hasta la mitad de las mismas.

A continuación introducimos las avellanas en cada hueco teniendo cuidado de que no lleguen a tocar el fondo del molde.

Terminamos de rellenar con el resto del chocolate y con una espátula quitamos los restos sobrantes del molde para que nos quede más o menos limpio, ya que así, nos será más sencillo a la hora de desmoldarlos.

Refrigeramos durante 1 hora aproximadamente y estarán listos para consumir.

Para su conservación, a mi me gusta desmoldarlos y guardarlos en cajas de metal dentro de una blonda chiquitita como las que veis en la foto, para que no se queden pegados ni se toquen entre ellos.

Se conservan perfectamente durante meses, así que podemos hacerlos con antelación sin problemas.

¡¡Espero que os haya gustado la receta y feliz Lunes!!

jueves, 10 de abril de 2014

Comida para bebés o de como ser una buena tía


Una cosa que me gusta mucho hacer es ejercer de tía, adoro pasar tiempo con mis sobrinos y adoro a mis sobrinos, y es que cuando estás con ellos sólo se respiran cosas buenas...

Creo que empiezo a tener complejo de madre, pero no me importa, estas cosas son algunas de las que me hacen feliz...

El caso es que, además de darles algún caprichillo de tía como huevos de chocolate y patatitas, estas son dos de las cosas que al pillo de mi sobrino Álvaro le encantan, también  hay que cuidarles mucho y darles una alimentación adecuada.

Las vitaminas son esenciales en esta etapa de su vida, y la fruta es una buena opción para la hora de la merienda, ya que, además les aporta la energía de la fructosa, que es digamos, el azúcar bueno de la fruta.

Hace un par de tardes, estábamos con los dos peques, Álvaro, que ya tiene 3 años y Sofía que va a cumplir 2.

Con todo lo que corrimos, gritamos y pintamos necesitábamos una buena merienda, así que preparamos  un zumo de naranja recién exprimido y una papilla de frutas muy completa.

Una merienda sencilla de preparar y además muy nutritiva.

PAPILLA NUTRITIVA DE FRUTAS

INGREDIENTES:

(Para dos pequeñecos de entre 2 y 3 años)

1 manzana golden
2 peras conferencia
1 plátano
El zumo de una naranja
4 galletas maría



PREPARACIÓN:

Lavamos bien las manzanas y las peras y retiramos la cáscara del plátano.

Troceamos todo junto con las galletas María.

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y trituramos hasta conseguir una crema fina, homogénea y sin grumos.

¡¡Así de sencillo y de nutritivo!!

Espero que os haya gustado y que os animéis a preparar papillas de frutas caseras para vuestros pequeños en vez de comprar potitos, ya sabéis que lo casero siempre es más sano.

¡¡Feliz Jueves!!

martes, 8 de abril de 2014

Carol's original banana bundt cake



El chico barbudo y yo ultimamente estamos guardando un poco la linea, si, a pesar de esta entrada tan dulce, pero es que de vez en cuando nos damos un caprichillo porque somos muy golosos y si no sufrimos mucho. Durante la semana comemos muy sano, pero el fin de semana experimentamos con recetas nuevas y nos damos nuestros homenajes y este que os traigo hoy es uno de ellos.

Pero no os creáis que nos lo zampamos el barbas y yo sólos, ¡¡que no!! El sábado fuimos a comer a casa de mis padres y como en mi familia gusta mucho el plátano, sobre todo a mi madre y a mi hermano, lo llevamos como postre.

No se si alguna vez os he explicado lo que es un bundt cake, no tiene mucho misterio, la verdad, pero es la definición que se utiliza para designar a este tipo de preparaciones hechas en moldes de hierro con un agujero en el medio, para que la masa se hornee de manera más uniforme.
Suelen ser muy húmedos y jugosos, llevando en ocasiones frutas en su preparación, cerveza o ¡¡hasta zumo de tomate!! y es común ponerles un glaseado, no muy denso, por encima.

A mi me gusta mucho prepararlos porque me parece que son más graciosos que un bizcocho común como los que conocemos, soso y plano...
Además el Día Nacional del Bundt Cake (ya sabéis que los americanos inventan días para todo), es el 15 de noviembre, que casualmente es mi cumpleaños, así que hay una fuerza especial que me une a los bundt cakes.



El titulo de esta entrada viene porque la receta es mía,  si, me la atribuyo jeje...

Consultando varias recetas de algunos de mis libros  y jugueteando con mis ingredientes preferidos, he creado esta preparación para adaptarla a mis gustos y a los de mi familia y estoy bastante satisfecha.

El plátano es un ingrediente ideal para los bizcochos de este tipo, pero si no tenemos cuidado y nos pasamos con la cantidad, nos puede quedar un bizcocho demasiado apelmazado y empalagoso, porque hay que tener en cuenta que es una de las frutas que menos agua contiene, por eso hay que combinarlo con algún tipo de líquido en la masa, en este caso yogur griego.

Estas preparaciones son ideales para la hora del te o la merienda, a mi me encanta tomar un trocito de bizcocho con una taza de te bien caliente y una rodajita de limón, y sobre todo si está recién horneado es irresistible.


Os dejo la receta para que probéis vosotros también a ver si os gusta, ¡¡Espero que la disfrutéis!!

CAROL'S ORIGINAL BANANA BUNDT CAKE

INGREDIENTES:

110 gr. de harina de repostería
220 gr. de harina integral
2 cucharaditas de bicarbonato sódico
1 cucharada sopera de coco rallado
1/2 cucharadita de canela
1/2 cucharadita de sal
225 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
450 gr de azúcar
2 cucharaditas de extracto puro de vainilla
2 huevos a temperatura ambiente
5 plátanos maduros majados
225 ml. de yogur griego natural
1 puñado de nueces picadas



PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 175ºC.

En primer lugar aplastamos los plátanos con un prensador de patatas por ejemplo y reservamos.

Por otro lado mezclamos los ingredientes secos en un bol, las harinas (tamizadas), el bicarbonato, el coco, la canela y la sal y lo mezclamos bien.

A continuación batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla homogénea y el azúcar se haya disuelto completamente.

Añladimos los huevos, uno por uno, y la vainilla y batimos bien.

Incorporamos los plátano y el yogur griego y seguimos batiendo hasta que esté todo bien integrado.

Añadimos los ingredientes secos poco a poco y sin dejar de batir, y cuando tengamos una masa lisa, y sin grumos incorporamos las nueces picadas.

Engrasamos nuestro molde de bundt y vertemos nuestra masa en el, yo uso un spray para engrasar que me va fenomenal y es muy cómodo, pero podéis usar mantequilla si lo preferís.

Horneamos durante unos 65 minutos, o hasta que al introducir un palillo en el centro del pastel, este salga limpio.

Mientras se hornea nuestro bizcocho prepararemos el glaseado, para ello necesitamos:

INGREDIENTES PARA EL GLASEADO:

60 gr. de queso philadelhia
2 cucharadas soperas de leche desnatada
1/2 cucharada sopera de vainilla
170 gr. de azúcar glass



PREPARACIÓN DEL GLASEADO:


Poner todos los ingredientes , menos el azúcar glass en el bol de la batidora y batir bien.

Tamizar el azúcar glass por encima y continuar batiendo hasta obtener una mezcla homogénea.

Este glaseado tiene  que quedar ligeramente líquido, como una glasa.

Yo lo guardé en la nevera un día entero y glaseé el pastel al día siguiente, que fue cuando lo tomamos, es decir, hice el pastel y el glaseado un viernes, pero lo glaseé el Sábado.

Espero que os haya gustado la receta y... ¡¡Que tengáis un feliz Martes!!



miércoles, 2 de abril de 2014

Bienvenida primavera



Por fin ha llegado la primavera, y con ella las flores.

Hoy os muestro mi mesa primaveral, porque me encantan los colores que nos trae esta estación.

Esta mesa sólo es para el barbas y yo en un día de diario normal, pero... ¿porque no hacer que cada comida sea especial?

Ve al puesto de la esquina compra unas flores, o si no tienes presupuesto para ello, ve al campo, date un paseo y cógelas tu mismo.

Alegrarán tu mesa y le darán un toque desenfadado y divertido.

A mi me encantan las flores, ¡¡Vivan las flores!!

Spring is life, life is spring...

¡¡Feliz entrada de la primavera y que tengáis un bonito y floreado Miércoles!!